Anteriormente no se le daba la importancia necesaria a la cimbra y al apuntalamiento, pero en años recientes esto ha cambiado y debido a la búsqueda constante de eficientar procesos y bajar costos. Gracias a esta búsqueda, se ha comprobado que la selección de un sistema de cimbrado y apuntalamiento adecuados, afectan significativamente en los tiempos de ejecución, en abatir el desperdicio y en reducir la mano de obra.

 

Es por esto que la tendencia actual es buscar sistemas industrializados; invertir más tiempo en la planeación y proyecto, repercute en un menor tiempo de ejecución, y trae consigo los beneficios anteriormente comentados.

 

La cimbra es muchas veces el elemento más caro en un edificio de concreto reforzado y puede representar entre el 40 y el 60 por ciento del costo de la estructura de concreto y alrededor de un 10% del valor total de un edificio.

Un error muy común en el desarrollo  de los proyectos es el comprar barato,  por ejemplo, una hoja de triplay  común cuesta la mitad de un triplay  MDO (Medium Density Overline) y una tercera parte de un HDO (High Density Overline), la gran diferencia radica en el número de usos que se le puede sacar a cada uno, mientras al triplay común es difícil sacarle más de 8 usos, el MDO puede llegar a los 40 usos y el HDO a los 80.

Captura de pantalla 2016-06-10 a las 5.13.27 p.m.

 

Esta tabla es un claro ejemplo del error que se comete al hacer el análisis de precios de la cimbra, generalmente cualquier analista sin experiencia se va por el precio. (Incluso este error se puede agravar si el analista considera el precio más bajo con el rendimiento más alto).

Otro error constante es no especificar bien el acabado requerido, por ejemplo, para el fondeo de una losa que va a recibir una pasta, tirol ó que va a estar oculto tras un falso plafond, se debe especificar un acabado “común”, este se puede dar con una cimbra de varios usos ya que no importa su apariencia, es más, es preferible que quede más rugosa para que el aplanado de adhiera mejor. Sin embargo hay quienes especifican acabado “aparente” obligando a considerar un triplay o duela de mejor calidad y con menor número de usos incrementando el costo significativamente.

Estos mismos datos nos dan una idea de porque el pedir un acabado “aparente” cuando no es requerido, puede hacer que nuestro costeo se eleve y, por el contrario, una mala calidad en el cimbrado en elementos aparentes, representa una cantidad enorme de re-trabajos, que van desde el resane hasta el desbaste o demolición que ocupan, principalmente, mucha mano de obra y tiempo, además de que los resultados no siempre son satisfactorios.

El costo de la cimbra lo podemos analizar dividiendo en dos grandes rubros, materiales y mano de obra, si “ahorramos” en materiales, empleando sistemas tradicionales a base de madera, incrementaremos la mano de obra.Captura de pantalla 2016-06-10 a las 4.30.00 p.m.

 

Es precisamente en el rubro de mano de obra donde está el punto medular, es aquí donde podemos obtener ahorros reales y sustanciales. Si optamos por sistemas de cimbrado y apuntalamiento modulares, obtendremos mejores rendimientos lo cual se traduce en ahorro.

Si bien los sistemas de cimbra y apuntalamiento, a simple vista, pueden no representar grandes ahorros, y en algunos casos incluso pueden representar un incremento, la reducción de procesos y tiempos de ejecución si son determinantes.