Quisimos llamar este tópico así debido a que en muchas de nuestras experiencias con clientes que han buscado acabados aparentes en sus proyectos, terminan convencidos que un acabado aparente es muy costoso y su proceso totalmente diferente al de un acabado común.
Definamos entonces que tipos de acabados existen y cuáles son las variantes entre cada una.

Acabado Común.
Es un tipo de acabado que se obtiene después del retiro de la Cimbra con una cara de Contacto normal, este tipo de acabado es utilizado (en la mayoría de los casos) para que los muros reciban otras aplicaciones como yeso, pintura, texturizado o algún recubrimiento. El acabado común puede darlo prácticamente cualquier Cara de Contacto.

Acabado Aparente.
Son aquellos acabados que exponen de manera directa el concreto sin poner ninguna pasta sobre ellos o algún otro componente ajeno a los del material en si. Para obtener este acabado es necesario hacer algunas adecuaciones a los paneles o cimbra, es decir, en algunos casos la cara de contacto del panel debe ser completamente nueva y debe de utilizarse un buen desmoldante, un concreto con un revenimiento alto y un buen vibrado.

Otra forma de obtener este acabado es montar una hoja de madera adicional a la que ya cuenta el panel, clavarlos con clavos sin cabeza tratando de no dañar el panel original (no usar tornillos), tener un buen desmoldante y sobre todo considerar los tiempos de instalación en la mano de obra ya que se hace necesario ajustar y revisar la cara de contacto después de cada uso.

En Andamios Atlas por ejemplo, contamos un sistema que garantizan un acabado aparente, le denominamos Cimbra VCA, este es un sistema de cimbrado modular a base de vigas de aluminio que disponen de un alma de caucho, que permiten clavar a ella la madera. Puede utilizarse tanto para obras de edificación como para obras civiles. Se utiliza para cimbrar muros a 1 ó 2 caras, columnas y losas, además de que puede adaptarse a cualquier geometría.

Otro de los sistemas que nuestros clientes recomiendan es la Cimbra Recta, este sistema está diseñado para ser manipulado manualmente de forma sencilla y rápida. Utiliza tirantes recuperables, ideal para obras que no disponen de grúa. Las grapa une, alinea y rigidiza paneles en una sola operación. El panel tiene un peso promedio de 30 kg/m2, tiene una capacidad de carga de 6 tn/m2 y la medida estándar del panel es de 2.7m x 0.9m.

Acabado Espejo.
Este es uno de los acabados más usados en proyectos arquitectónicos, este tipo de acabado permite por si mismo ser el protagonista de la edificación, algunos arquitectos definen este acabado como la “personalidad de lo edificado”, sin dejar de lado su función estructural. Para obtener un acabado espejo, se requiere de altas especificaciones en la cara de contacto, por lo general se utilizan paneles especializados que cuentan con una cara de contacto plástica o de metal o una combinación entre madera y plástico. Con este sistema se puede garantizar un acabado espejo aunque el costo es más elevado en comparación de otras cimbras.

Para un acabado espejo, no solo es determinante la cara de contacto la mano de obra especializada y el tipo de concreto que se use en el colado deberá cumplir con altos estándares de calidad y ser garantizado por un especialista.

Hay muchas empresas de encofrados que venden esta idea de  “acabado aparente” al rentar cualquier cimbra, pero precisamente este blog fue creado para orientar a nuestros lectores y amigos sobre temas de construcción.

Esperamos que esta información les sea de utilidad, déjanos tus comentarios y comparte esta información con tus colegas a través de nuestras redes sociales.